‘La leyenda de Tittyshev’: el sueño de todo aficionado al fútbol

¿Quién no ha soñado alguna vez con ir a ver jugar a su equipo de fútbol y terminar saltando al terreno de juego para convertirse en el héroe del partido? Pues bien, eso es precisamente lo que le sucedió a Steve Davies, un aficionado del West Ham inglés que tuvo la oportunidad de enfundarse la camiseta ‘hammer’ y jugar algunos minutos junto a sus ídolos.
Debo confesar que desconocía por completo este suceso. Lo conocí, al igual que muchos, gracias a ‘Informe Robinson’ el magnífico programa de Canal Plus comandado por Michael Robinson. El programa, muy recomendable por cierto, cuenta con entrevistas a varios de los protagonistas de esta interesante anécdota. Entre ellos, como no, con el propio Steve Davies.

Todo sucedió en verano del año 1994. El West Ham, al frente del cuál se encontraba Harry Redknapp (conocido por entrenar a varios equipos de la Premier como el Tottehham o el Queens Park Rangers), se encontraba inmerso en la pretemporada y disputaba varios partidos preparatorios con rivales en su mayoría de poca entidad. Fue en uno de estos partidos, el que le enfrentaba al Oxford City, equipo de regional, en el que tuvo lugar la curiosa experiencia que os contamos.

¿Un aficionado jugando con su equipo de fútbol?

Davies se había desplazado junto a su pareja y varios amigos a presenciar el partido de su equipo, el West Ham, contra el humilde Oxford City. Uno de los jugadores alineados por Redknapp era Lee Chapman, reciente fichaje que no acababa por convencer a la mayoría de aficionados ‘hammers’. Davie se mostró desde el principio muy crítico con la actuación de Chapman, al que le reprochaba que siempre acabara en el suelo cada vez que recibía el contacto del un rival.

El destino quiso que Chapman acabara lesionado al término de la primera parte y fue entonces cuando se obró el milagro. Redknapp se acerco hasta la banda en la que se encontraban Davies y sus amigos para preguntarle de qué jugaba. Davies contestó que jugaba de delantero, a pesar de que su posición era defensa, ya que consideró que si tenía una oportunidad de jugar con su equipo de toda la vida prefería hacerlo en esta posición.

b2ap3_thumbnail_harry-redknapp-chats-to-s-008

Nadie excepto los amigos del propio Davies se dieron cuenta del curioso cambio orquestado por Redknapp. Steve Davies se dirigió a lo vestuarios para enfundarse la equipación del equipomientras el responsable de la megafonía se acercaba a Harry Redknapp para preguntarle el nombre del jugador que estaba a punto de saltar al terreno de juego. “¿No has visto el Mundial? ¡Es Tittyshev, el famoso jugador búlgaro!”, le dijo Redknapp al responsable de la megafonía, quien se tragó por completo la broma y llegó a responder: “¡Es cierto! Han hecho un buen fichaje!”

Davies se enfundó la camiseta de su equipo de fútbol e hizo un buen trabajo

Así fue como se gestó la salida al campo de un aficionado para jugar con su equipo. A Davies se le vio muy implicado en el partido. Incluso llegó a marcar un gol, aunque éste fue anulado inmediatamente por fuera de juego. “Te has cargado mi sueño, hijo de p…” le espetó Davies al colegiado, quien se lo tomó con humor.

El partido terminó y Davies regresó a su ciudad con una increíble anécdota que contar a sus amigos y compañeros de trabajo, aunque la gran mayoría de ellos no dieron ninguna credibilidad a sus palabras. Por suerte, la prensá documentó lo que había sucedido en este partido de fútbol y Davies pudo demostrar que sus palabras eran ciertas.

 

Fútbol Mundial

Deja un comentario