Jon Errasti: “El fútbol me ha enseñado a no hacer muchos planes a largo plazo”

Noticias > Jon Errasti: “El fútbol me ha enseñado a no hacer muchos planes a largo plazo”

FutbolJobs ha tenido la oportunidad de entrevistar al ex-futbolista español, Jon Errasti.

  • ¿Cuándo empezaste a jugar al fútbol? 

Empecé a jugar o al menos dar patadas al balón desde que comenzaba a caminar. En el parque, en la ikastola, con los amigos de Eibar. Aproximadamente desde los 3-4 años ya jugaba. Luego los equipos y partidos escolares, la escuela de fútbol del Eibar, las categorías inferiores de Eibar y Real sociedad. Todo lo que vino después fue la carrera que pude hacer junto a los míos.

Pero es verdad que ese primer recuerdo de empezar a jugar a fútbol en el parque, o los primeros partidos oficiales con mis amigos, son los mejores recuerdos que tengo. Jugábamos soñando que algún día seríamos profesionales y jugadores de primera división. 

  • ¿Cuáles son tus objetivos a día de hoy? 

El futbol me ha enseñado a no hacer muchos planes a largo plazo, y por ello mis objetivos también los fijo a ese plazo. Vivir y aprender de esta experiencia, poder aprender y formarme para complementar todas las experiencias que vivi como jugador, y tratar de cada día ser mejor técnico. Además de cómo no, poder ayudar en el proceso de formación y desarrollo de cada jugador que pasa por mis manos. Cada jugador que promociona para nosotros es un éxito personal.

A partir de aquí, soy ambicioso, y sueño con poder entrenar en primera división. Pero para ello, soy consciente de que hay un camino que recorrer y unos pasos que dar. Por ello, me pongo objetivos en el día a día para poder mejorar y poner en marcha diferentes mecanismos. 

  • Si tuvieras que definir tu etapa de jugador, ¿cómo la definirías? 

Fue una etapa que la viví de forma muy apasionada. Si por algo he caracterizado como jugador ha sido por ser profesional y muy sacrificado. Como todos los futbolistas que hoy juegan en las diferentes categorías del fútbol me tocó hacer sacrificios y tener que tomar decisiones importantes. Por ello creo que cada decisión que tome en cada momento fue desde un punto de vista de ser un aventurero de la profesión y sobre todo de vivir cada momento como si fuera el último. 

Me siento orgullo y muy feliz de la carrera que tuve como jugador. Ni en mis mejores sueños hubiera imaginado poder vivir todo lo que me tocó vivir como futbolista. 

  • ¿Qué nos puedes contar sobre tu etapa de jugador en Polonia e Italia? ¿Cuáles son las principales diferencias respecto al fútbol en España? ¿Te costó adaptarte tras tu salida de España? 

Fue una etapa corta pero muy bonita. Me dio tiempo a conocer la cultura del futbol polaco, la metodología de entrenamiento, sistemas tácticos, la atmósfera del fútbol que se vive en este país. En definitiva, me llevé una gran experiencia futbolística pero también de vida.

Es una cultura a nivel futbolístico en el que el aspecto físico es muy importante para ellos. Los metros recorridos, la capacidad física y la capacidad de repetir esfuerzos es algo que ellos lo valoran de una forma muy significativa. A partir de aquí, hay talento, mucho, lo cual hace un país que poco a poco vayan emergiendo muy buenos futbolistas. 

Quizás la gran diferencia que viví, es que a nivel táctico no es un fútbol tan completo como el nuestro y que pese al talento que pueda existir allí, es difícil poder llegar al talento y nivel que tenemos en nuestras ligas. 

En cuanto a Italia, fue una decisión complicada ya que dejaba mi casa Eibar, mi entorno. Mi salida a Italia, tuvo un complejidad en cuanto a cambio de cultura y al ser la primera vez que salia de mi hábitat. ¿Me costó? Seguramente sí. Es un futbol mucho más vertical en el que la búsqueda de la portería contraria es lo que prima allí. Me costó entender que por ejemplo arriesgar en dar un último pase estaba mejor valorado que dar un pase de seguridad para girar juego o seguir manteniendo el balón. 

Por otra parte, los horarios de jugar y entrenar. Se entrenaba o se jugaba a las 15:00; me costó adaptarme el primer mes. A partir de hay, para mi fue una experiencia única.

Aprendí el idioma, me involucré en su cultura, viví como si fuera un italiano mas. Lo considero mi segundo país.

  • ¿De todos los países donde has jugado cuál fue el país que más te sorprendió en cuanto a nivel futbolístico?

Si debo destacar un país es Italia. Literalmente me enamoré del país en todos los sentidos; y por supuesto en el futbolístico. Siempre se ha dicho de que el futbol italiano es mas flojo que el español, que es un fútbol defensivo… son frases hechas o pensamientos de gente que nunca se ha parado a ver ni analizar el fútbol del país trasalpino. 

Es un fútbol moderno, con grandes jugadores, y con una riqueza táctica que va mucho más haya que el defensivo. Muchos equipos juegan únicamente con 3 defensas por poner un ejemplo. Los planteamientos son más ofensivos de los que nos imaginamos. 

Por otro lado, el modo de vida alrededor del fútbol es mucho más fanático que el que tenemos aquí en España. 

Y como lo he comentado con anterioridad, no solo en la serie A o en la B, sino que en la serie C ( la 1 RFEF nuestra) te encuentras jugadores de muchísimo talento. La promoción de jugadores talentosos y jóvenes que pasan de esta categoría a la serie A es grande. Aunque cueste hacer apuestas iniciales por jugadores jóvenes, el jugador italiano, es primordial para ellos, por ello que en muchos casos esa adaptación o entrada al mercado italiano es tan complicado. 

  • ¿Momento más feliz en tu carrera? Haciendo memoria, ¿te hubiese gustado continuar jugando o crees que ya tenías que poner punto y final en tu carrera? 

He vivido momentos muy bonitos, y creo que he sido muy feliz durante estos años en los que he estado en activo. Sobre todo tuve una etapa preciosa en mi casa en el Eibar, y los 3 años que vivi allí fueron de ensueño. Dos ascensos, uno de 2B a 2ª y otro de 2ª a Primera división. Quizás ese momento de convertirnos en equipo de primera fue uno de los más felices que he podido vivir. Era la primera vez que el Eibar ascendía a la máxima categoría del futbol español, y fue una temporada y un día histórico ese 25 de mayo del 2014.

Otro día que guardo con especial recuerdo es el debut en primera división contra la Real Sociedad.

Pues me llegó de la noche a la mañana a decir verdad. ¿ Me hubiera gustado seguir? Quizás sí, pero hay circunstancias en la vida que te dicen que es la hora de dejarlo. Tenía un nuevo capitulo que quería empezar, el de entrenar, y decidí junto a mi familia que era el momento adecuado. Decidimos todos juntos dar ese paso y la verdad que estoy muy feliz con la decisión que tomé en aquel momento. Me fui o lo dejé con la sensación de haber cumplido todos los objetivos y sueños que me marque o soñé cuando era un niño.

  • Hablando de esta nueva etapa, ¿cómo están siendo tus primeros pasos como entrenador de fútbol?

Muy bonitos, y su vez intensos. Tratas de transmitir toda tu experiencia al máximo a los jugadores, y a su vez tratando de ver y aprender de las personas y técnicos que me rodean en el dia a dia. Tengo la suerte de estar trabajando en una de las mejoras escuelas de Europa (Villarreal) y todos los niveles es una experiencia espectacular.  Todo lo vivido anteriormente te sirve en muchos aspectos, pero es verdad que cada día tienes o tengo la oportunidad de mejorar como técnico y seguir creciendo en ese campo.  Sobre todo, esa oportunidad llega gracias a entrenar y formar a muy buenos jugadores.

  • ¿Ídolo de la infancia y club soñado? 

Xabi Alonso. Por decir infancia. Ha sido mi ídolo durante muchísimos años, y ahora tengo la suerte de poder aprender de el cómo entrenador, analizar sus equipos y poder tenerlo como espejo. Mi club soñado el Eibar, mi primer club y el equipo de fútbol de mi gran ciudad. Pude hacer un recorrido super bonito y siempre la he considerado mi casa y mi lugar. Volver de visita a Ipurua, siempre es mágico para mí.

  • ¿Tenías alguna manía antes de saltar al campo? 

Siempre de costumbre salía con la pierna derecha, y tenía que hacer ciertas cosas durante los momentos previos de iniciar o saltar al campo. Rezaba y me santiguaba. Con los años aprendí a quitarme manías, y hacer las cosas con más naturalidad. Todo dependía de los resultados. Si habíamos ganado y había jugado bien, tratabas de repetir todo lo que habías hecho en la previa de ese partido. Son cosas de futbolistas que piensas que las puedes quitar y cuando entrenas te das cuenta de que vuelven. 

  • ¿Estás satisfecho con el progreso que has tenido? 

Absolutamente sí. Creo que como os he comentado, si alguien me hubiera dicho hace 20 años que iba a tener la carrera que tuve, no me lo hubiera creído. Las oportunidades hoy en día sos escasas, es difícil mantenerse en la élite o en el mundo profesional, el haber conseguido eso, creo que fue un éxito a nivel individual. Evidentemente las personas que estuvieron a mi lado, así como la gente con la que compartí vestuario o la gente que me dio esas oportunidades hicieron que todo fuera mucho mas fácil.

  • ¿A qué te hubiese gustado dedicarte si no te hubieses dedicado al fútbol? 

No lo sé. Creo que en ningún momento me plantee una vida sin futbol. Estudie empresariales para poder tener una formación academia para cuando dejase el futbol. Pero siempre tuve claro que lo que quería para mi vida era el futbol. No me hubiera imaginado mi vida sin este deporte.

  • ¿Cuál sería el consejo que le darías al futbolista que quiere vivir otras experiencias fuera de su país?

Creo que es una experiencia que todo futbolista tiene que vivir. Hay futbolistas que no lo hacen por ese miedo a salir, o dar ese paso, pero yo les diría que esa oportunidad merece la pena. Conocer otro fútbol, otros mercados, otros países y otras culturas son vivencias que el fútbol nos regala. Además, los futbolistas españoles, estamos muy bien valorados fuera de nuestro mercado nacional. Y si esto fuera poco, muchos futbolistas que no han sido capaces de triunfar en máximas categorías españolas han podido tener un gran recorrido en ligas extranjeras, tanto europeas como exóticas. Ahora como entrenador, es otro de los episodios que me gustaría abrir de aquí a un tiempo; creo que lo que viví como futbolista me encantaría vivirlo como técnico.

  • Por último, ¿qué opinas del trabajo realizado estos años por FutbolJobs?

Lo primero de todo, creo que son unos grandes profesionales. Gracias a su ayuda, hacen que los futbolistas, técnicos y personas que estamos en este mundo, estemos más cerca de cumplir sus sueños. Los destaco no solo por su profesionalidad, sino también por su cercanía y complicidad en los momentos en los que los futbolistas mas vulnerables se sienten sin equipo. 

Por ello, un agradecimiento personal por la experiencia vivida con ellos.