El que fuera portero del Real Madrid y la Selección Española de fútbol sufrió un infarto que lo ha apartado de los terrenos de juego, al menos durante la temporada 2018-2019. Aunque es una mala noticia para el espectáculo, la parte buena es que pasa a formar parte del cuerpo técnico del Oporto, su actual equipo.

A pesar de que el trabajo de futbolista es uno de los mejor remunerados que existen, lo cierto es que se trata de una carrera profesional corta, de entre 10 y 15 años, y muchos de ellos no saben cómo reincorporarse al mercado laboral después de retirarse. Sin duda, seguir ligados al fútbol suele ser una de las vías más sencillas.

Enlace entre entrenadores y jugadores

En el caso de Iker Casillas se comenta que desempeñará un papel de enlace entre el cuerpo técnico y los jugadores. Esta puede ser una transición natural para él de cara a su futuro, ya que todavía piensa como futbolista, pero lógicamente ha tenido grandes entrenadores que lo han ido convirtiendo en el jugador que es hoy: José Mourinho, Vicente del Bosque, Luis Aragonés, Carlo Ancelotti, etc.

Es lógico que un jugador con la experiencia y el carisma de “San Iker” se incorpore al cuerpo técnico del Oporto porque tiene mucho que aportar. Aunque seguro que está decepcionado por tener que abandonar el terreno de juego, el siguiente paso natural de Iker Casillas es formarse como entrenador en Futboljobs u otra plataforma de aprendizaje para dar el salto a los banquillos.

Si nos fijamos en los grandes entrenadores del momento, la mayoría de ellos han sido futbolistas de élite: Pep Guardiola, Zinedine Zidane, Antonio Conte, Cholo Simeone… Al fin y al cabo, se trata de aplicar los conocimientos adquiridos durante la carrera como jugador, que se complementan con una formación de calidad para tener una base para la planificación de una temporada.

Otra manera de trabajar en fútbol

En este caso, Casillas no se ha retirado definitivamente, pues él desde el primer momento dijo que su prioridad era seguir jugando. Sin embargo, todo parece indicar que a sus 38 años de edad y habiéndolo ganado todo, más vale no poner en peligro su salud de nuevo y optar por un trabajo más tranquilo. El genial portero de Móstoles también será válido así para el Oporto, ya que contar con un asesor de semejante calibre será positivo tanto para jugadores como para el staff técnico.

En definitiva, a pesar de que los amantes del fútbol preferimos verlo bajo los tres palos, con sus características paradas, es hora de que Casillas pase a una posición diferente, pero no por ello menos emocionante. Otros jugadores de su generación ya están dando pequeños pasos en su nueva vida dentro del fútbol, como Xavi Hernández, que aspira a ser un gran entrenador, o Carles Puyol, que ha pasado a trabajar como representante de jugadores.

Si has vivido un caso como el de Casillas o simplemente quieres encontrar un trabajo en el mundo del fútbol, en nuestra página web encontrarás todo lo necesario a nivel formativo y laboral.

Actualidad

Deja un comentario