¿Cuáles son las actitudes negativas en un partido de fútbol?

A pesar de que el fútbol es un deporte que intenta inculcar valores positivos, especialmente en categorías inferiores, como puede ser el respeto al rival, el compañerismo, la ética de trabajo, etc., en ocasiones pueden verse ciertas actitudes negativas que desde aquí queremos criticar y erradicar.

5 Actitudes negativas en un partido de Fútbol

Nuestro objetivo en Futboljobs es la formación de entrenadores y jugadores no solo desde el punto de vista académico y profesional, sino también canalizar los posibles comportamientos negativos hacia el juego limpio y respeto por el fútbol. Estas son las actitudes que no nos gusta ver en nuestro deporte:

Jugar violentamente

Aunque debe haber un grado alto de intensidad en el juego, esta no debe ser confundida con dureza. Los defensas deben ser físicos para tratar de proteger su portería, pero nunca hasta el punto de querer lesionar a un rival.

La integridad física de los jugadores debe estar siempre por encima del resultado, y aunque por lo general suele haber respeto hacia los contrincantes, en ocasiones a algunos se les va la mano (o el pie, mejor dicho), pero también hay que incidir en la figura del entrenador porque puede llegar a excederse en la motivación e incitar a la violencia.

Ser demasiado individualista

El fútbol es un deporte de equipo, así que por definición se requiere trabajo colectivo. Pensar que un jugador, por muy bueno que sea, puede ganar un partido por sí solo, es estar completamente equivocado. Cada uno tiene su función y es la suma de esfuerzos la que permite conseguir victorias.

Este deporte encumbra a las estrellas demasiado rápido, e incluso en edades tempranas vemos que se resaltan las actuaciones individuales por encima del resultado.

Insultar al árbitro

Se ha convertido en el foco de todas las críticas y en el primer chivo expiatorio. Parece que si un equipo pierde, siempre es por culpa del árbitro. Se magnifican los errores y se olvidan las acciones acertadas, y por eso ser árbitro de fútbol es una de las labores más ingratas que existen.

El problema de las protestas de jugadores y entrenadores es que se extienden a las gradas, donde el ambiente puede ser realmente hostil. Obviamente, en partidos profesionales hay unos protocolos de seguridad, pero en divisiones inferiores puede llegar a peligrar la integridad del colegiado.

Menospreciar al rival

Aunque ya hemos hablado de lo importante que es no lesionar a un oponente, no solo debe tenerse cuidado con el físico. Hay equipos que, cuando son tremendamente superiores y consiguen un resultado abultado, se burlan y menosprecian al rival.

No hay que olvidar que pueden cambiar las tornas y ser tú quien en el próximo partido recibas una paliza. Debemos ser humildes y comprender que el deporte de competición tiene estas cosas

No dar el 100%

Independientemente de la categoría en la que juegas, si estás en un equipo de fútbol, debes darlo todo. Aprovecha el tiempo al máximo, ya sea en entrenamientos o partidos, y disfrutarás a tope del deporte rey.

Será la mayor muestra de compañerismo, ya que el esfuerzo compartido cuesta menos y te sentirás realizado.

>> Descubre aquí qué hace un árbitro de fútbol


29 de marzo de 2021 / Consejos / 0 Comentarios



COO en FutbolJobs. Director de la Academia de fútbol Benferri-Oleza. y Técnico Deportivo Superior en Fútbol (Nivel 3). Autor del libro “El FÚTBOL necesita ser EDUCADO”.

Deja una respuesta