Hoy en día se utilizan los últimos avances tecnológicos para confeccionar el material deportivo con la mayor calidad posible. Sin embargo, el desgaste de un deporte tan exigente como el fútbol implica que el calzado provoque rozaduras o ampollas en los pies.

Desde las primeras botas de fútbol hasta lo que se utiliza hoy en día ha habido una gran evolución, tanto en términos de materiales como de diseño. La introducción de los tacos de aluminio en la década de los 50 permitió un mayor agarre al terreno de juego y mejores sensaciones a la hora de jugar a fútbol.

Trucos para cuidar los pies de los futbolistas

Con todo esto en mente, siempre se están buscando maneras de mejorar las condiciones de juego para los futbolistas. En el caso de los pies, lógicamente desempeñan un papel esencial en el fútbol, por lo que tanto jugadores como preparadores han ido adoptando diferentes estrategias para impedir daños que puedan poner en peligro el rendimiento óptimo.

Tradicionalmente todas desarrollaban las zapatillas con un mismo material, el cuero, pero con el paso de los años y los avances tecnológicos hemos llegado a una época donde se usan materiales sintéticos más ligeros y con mayor adaptación al pie del jugador y al terreno de juego.

Utiliza cremas hidratantes y compra calcetines de calidad para favorecer la transpiración. Lógicamente, si te aparece un ampolla, el único recurso para minimizar el dolor que provoca sería hacer un pequeño agujerito para dejar que el líquido salga. De esta forma, disminuirá la inflamación y sentirás cierto alivio, aunque en esta situación hay que ser precavidos o puede ser peor el remedio que la enfermedad.

La clave está en cuidar la piel de los pies para que no exista una predisposición hacia las lesiones cutáneas. Para ello, además del uso de productos para una correcta hidratación, se recomienda acudir a un podólogo para que establezca cuáles son las características propias del jugador y cómo debe elegir su calzado en base al tipo de pisada.

La (obvia) importancia de los pies en el fútbol

Los profesionales de los pies aportan información sobre cómo afecta la pisada a nivel biomecánico, lo que puede dictar los criterios de elección de calzado o cambiar las pautas de entrenamiento. A fin de cuentas, es el soporte sobre el que se sustenta todo el peso del jugador, que además se ve llevado al máximo en cuanto a esfuerzo físico, sobre todo cuando hay sprints o cambios bruscos de dirección.

La labor de los preparadores físicos es crucial para alargar la carrera del futbolista y disminuir la probabilidad de lesiones. En ese aspecto, el cuidado de los pies juega un papel fundamental y por ello cobra tanta importancia contar con un preparador de garantías en equipos que van desde la élite mundial hasta las categorías de base.

Lleva siempre en tu bolsa de deporte un pequeño kit de “primeros auxilios” con tiritas, vendas y productos que puedan ayudar a minimizar el impacto de la rozadura. Seguramente casi nunca lo necesites, pero el día que salga una ampolla, ¡lo agradecerás muchísimo!

Consejos

Deja un comentario